SESOS4

Abres la nevera y como siempre no hay nada que te apetezca. Se acerca el verano y la simple idea de tener que ponerte a cocinar te cansa. Cierras la puerta desesperanzado y de repente ves el imán publicitario que despeja tus dudas: pido una pizza y listo.  No solo nos ha ocurrido a todos en algún momento sino que además las investigaciones del neuromarketing así lo certifican.

La inteligencia a la hora de trasmitir un mensaje publicitario es la clave para conectar con las experiencias vitales de los clientes. De esta forma se huirá de lo obvio y diferenciará a nuestro producto de los de la competencia. Esta máxima se adapta a la perfección a los imanes publicitarios

No todas las compañías pueden permitirse el lujo de realizar grandes campañas promocionales que cuesten millonadas. Los anuncios que vemos a diario en la televisión anunciando marcas tan importantes como Pepsi o Samsung no están al alcance del común de los negocios. No obstante, eso no quiere decir que no existan formas publicitarias de menor coste que sean efectivas. Un buen ejemplo son los imanes publicitarios, agendas y calendarios promocionales; es decir, los regalos de empresa.
Este tipo de productos promocionales pueden servir para que los clientes recuerden la marca y la usen en su día a día. Los imanes publicitarios, por ejemplo, pueden ser una alternativa de bajo coste para sus campañas publicitarias, pues el consumidor las mira y utiliza a diario para colgar notas y adornar su cocina. Las agendas o las reglas promocionales también son muy útiles en cualquier escritorio o despacho, lo que permite al usuario estar en permanente contacto con la identidad corporativa y el logo de la marca. Esto resulta muy rentable, pues cuando el cliente necesite su producto o servicio, pensará de inmediato en su empresa por ser la más conocida para él.
Pero para ser eficaces, siempre hay que enfocar la campaña hacia el perfil del público objetivo. No es lo mismo que el target de un negocio sean los adolescentes que los padres con hijos, los empresarios que los profesores, etc. Por ello, hay que saber cómo es el cliente para saber qué producto promocional puede ser más eficaz en su caso y, de esta forma, elegir el que sea más útil y atractivo para ese tipo de público en concreto.
Si quieres llegar a tu público con efectividad y bajo coste, apuesta por los regalos promocionales de empresa. No habrá mejor manera de potenciar tu marca entre los consumidores.

.